Publicado el 1 comentario

Boletín 06

Hola, soy Joserra de la Mar, un funcionario de Administración Local en excedencia voluntaria, angustiado como todo el mundo por la situación que estamos viviendo.

Angustiado no tanto porque haya un porcentaje mayor de muertes en España estas últimas semanas, sino por el pánico que llega a todos los rincones. Llevados por ese miedo hemos atribuido a Los Poderes Públicos, a su Administración, el mayor grado de autoridad de la Historia.

Por un lucha contra la pandemia más humano: SÚMATE A laContraOla.org

Por eso estamos encerrados en casa desde mediados de marzo. Parece conveniente la llamada “distancia social” para evitar la propagación del virus, tendrá también sus desventajas, pero sobre todo me parece criticable que esto se lleve acabo mediante un estricto control policial. En verano un surfista obedece al silbato de un socorrista. ¿Por qué acude ahora la Autoridad a patrulleras y helicópteros? ¿Qué triste lección estamos aprendiendo? Por otro lado, hemos visto que hay muchos grados de distancia social, con más o menos vstifigios de lo humano, de la cultura. ¿Por qué tenemos que elegir el aislamiento más radical, o de los más radicales del mundo?

Además llevados del miedo, como en una guerra civil cualquiera, nos hemos vuelto todos delatores. Si no existe una información veraz, no llenemos los espacios informativos de alarmas, curvas mal explicadas, sentimentalismo extremo, que nos termina asfixiando en nuestros hogares. Estamos trasmitiendo una sensación de fin de los tiempos, de entrada en una edad oscura que va a ser muy difícil revertir. Muchos seguramente moriremos con ese ambiente de miedo.  

Los niños saldrán ahora una hora. Mejor en casa, que pueden trasmitir la muerte, dicen algunos. ¿Tanto desconfiáis de vuestros hijos? ¿Es tan difícil confiar en que los viejos no se líen a escupitajos cuando salgan al parque?

Hay mucho de superstición en todo esto, de confianza ciega en una nebulosa de expertos, de todos ellos en el más  estricto.

Que no sea peor el remedio que la enfermedad.

Seguimos!

1 comentario en “Boletín 06

  1. El miedo consecuencia del machaqueo supuestamente informativo ha habilitado una renuncia integral no ya de los mínimos derechos civiles sino de mantener siquiera alguna capacidad analítica de los porqués, de quien gana con todo esto, de quien pagara lo que venga, del resurgir de los uniformados en ruedas de prensa gubernamentales, etc. Han que despertar la inteligencia narcotizada. Eskerrik asko.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *